Mermelada de limón

0 Comments

La mermelada de limón tiene un sabor agridulce muy especial que requiere de una preparación especial para que no sea demasiado ácida. Esta mermelada es ideal para el desayuno con tostadas, pero también para preparar platos con carnes.

La mermelada de limón posee un sabor agridulce muy particular y delicioso, pero para evitar que quede demasiado ácida debemos realizar una maceración previa.

Ingredientes:

• 1kg de limones maduros
• azúcar, la cantidad necesaria
• 3 clavos de olor

Lavar bien los limones y secarlos. Raspar un poco la cáscara para quitar la capa más amarga. Cortarlos por la mitad y retirar las semillas.

Luego cortarlos en juliana fina y colocarlos en un bowl de vidrio durante tres días cubiertos de agua. Cambiar el agua dos o tres veces al día.

Al tercer día, escurrir los limones y pesarlos. Agregaremos el mismo peso en azúcar.

Colocamos la preparación en una cacerola esmaltada, de cobre o de barro, para evitar que el ácido de los limones ataque el metal. Agregamos dos tazas de agua y los clavos de olor.

Cocinar a fuego moderado durante una hora. Retirar del fuego y dejar reposar hasta el día siguiente.

Al otro día continuar la cocción durante una hora. Retiramos nuevamente del fuego y dejamos reposar de nuevo hasta el otro día.

Al tercer día de cocción, llevamos a fuego suave y dejamos que el almíbar se espese hasta tomar el punto de mermelada. Retiramos los clavos de olor y quitamos la cacerola del fuego.

Envasamos en caliente en frascos de vidrio con tapa hermética.

Una forma de controlar el punto de la mermelada es colocar un poquito en un plato chico y dejarlo unos minutos en la heladera, si todavía escurre, no está pronto y debemos dejarlo hasta que quede firme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *